viernes, 3 de octubre de 2014

manejando por el mundo






Viajar es de las cosas que más me puede llenar  y una de mis forma favoritas de hacerlo es manejando, hasta el momento he recorrido miles y miles de kilómetros y eso es algo que me emociona sobre todo si caigo en la realidad que tomé un volante por primera vez a los 25 años ¿cómo pude pasar tanto tiempo así sin sentir la libertad? lo cierto es que cada cosa llega a su tiempo y ahora me veo cruzando el mundo entero sobre ruedas. He hecho de los autos mi medio de transporte, pero también mi única casa y mi protección. Es muy difícil que este triste si estoy manejando, es muy fácil recordar mi vida entera cuando lo hago, es muy fácil reflexionar sobre todo, tener ideas. Me veo platicando conmigo mismo confesando cosas que no lo podría hacer de otra forma.



Por el momento estoy cruzando los países que están alrededor del Círculo Polar Artico y por primera vez tengo juguetes que me ayudan a tomar decisiones: GPS, Mapas, Radios, Linternas, Beeper Satelital y de Medición del Clima todo es fantástico pero debo confesar que normalmente manejo por instinto se muy bien a donde quiero llegar pero por lo general termino cambiando de ruta, parando todo lo que pueda, regresando a los lugares que más me gustaron una y otra vez con tal de ver cómo la luz cambia.



En las carreteras se pueden encontrar todo tipo de conductores desde los estresados que tienen que encontrar un baño y por eso manejan a toda velocidad hasta abuelitas que manejan a 15 kilómetros por hora, yo me parezco un poco más a una abuelita, voy viendo el paisaje, siempre de lado a lado y si tengo un vehículo atrás siempre me hago a un lado con tal de dejarlo pasar, no quiero que nadie me siga y me tenga que aguantar mi velocidad ni tampoco quiero perderme de la oportunidad de parar a ver y a fotografiar algo solo porque alguien tiene prisa.



El ícono de mi GPS es un avión! y es que me muero porque en corto plazo pueda tener mi licencia de piloto privado y ponerle alas a estas ruedas, sería genial hacer un viaje por varios países en avión, para ello debo hacer una pausa a mis viajes por tierra y terminar mis horas de vuelo y mejor no sigo hablando del tema que mi profe me va a regañar por no hacerlo jajaja.



De las cosas más importantes para viajar es un buen inversor de corriente, todo el tiempo ando cargando cosas o usando aparatos eléctricos y este me ha salvado la vida aunque ya detesto el ruido que hace el motorcito. Con tal de tener una disciplina y de sentir que estoy avanzando tengo una lista diaria de cosas por hacer en ella incluyo cosas simples con mantener ordenado, tirar basura, revisar el equipo, buscar un lugar para bañarme, etc. No tienen idea de cuánto me ayuda tener tareas en la mente.



No se si me inspiré mucho en los videos que publican de los conductores de Rusia pero ahora quiero contar mi historia de carretera y no hay nada como un ActionCam para eso, todo el tiempo la ando cambiando de lugar ya sea afuera o adentro del auto, no se bien qué voy a hacer con todo ese material pero me inspira y me obliga a manejar mejor jaja.



No tienen idea de todas las lluvias que he tenido que pasar en este viaje y si no es por una lluvia es porque me metí a un río de agua helada pero mi ropa constantemente se moja y la única forma que tengo de secarla es teniendo la calefacción al máximo, durante el día se seca y durante la noche la calefacción me mantiene vivo ya sea si estoy durmiendo o si estoy esperando con los ojos pelados hasta que el clima mejore y pueda tomar fotografías.



El problema de la calefacción es que siempre me sofoca así que mantengo un vidrio entre abierto para dejar pasar un poco de aire real por mi nariz no se si soy la persona menos eficiente pero por el momento es el perfecto equilibrio entre tener la ropa y los pies secos y poder respirar aire puro que por cierto es muy puro en esta parte del planeta.



Manejar significa música y a buena potencia, lo peor que me puede pasar es ir con alguien que todo el tiempo le está bajando al volumen, tengo de todo y desde Wendy Sulca hasta Opera, pero siempre va a sobresalir la música de mi país Guatemala, me encanta manejar con Malacates Trebol Shop pues siempre me sube el ánimo, Mofongo, El Tambor de la Tribu, Bohemia Suburbana. De otros países me encanta Juan Luis Guerra, Marc Anthony, Siete Venas, No Te Va A Gustar y Def Leppard aunque la lista es larga. La música siempre es un remedio para la soledad, aunque gracias a Dios no me he sentido realmente solo en este viaje. Les dejo la canción el “Baile del Chinique“ para que se de una idea del desmadre que sucede adentro jajaja https://www.youtube.com/watch?v=J-oSNiF1p9Q



La resonancia del volante es perfecta para usarla como batería! me canta ir ejecutando mis ritmos a la par de artistas famosos mientras los acompaño cantando a todo pulmón, la vergüenza la dejé mucho atrás, ahora solo canto para ser feliz.



Por más que el vehículo sea mi casa siempre prefiero rentar un auto compacto pues es mucho mejor para una sola persona, lo tengo todo a la mano y es más fácil detenerme en cualquier lado de la ruta sin mencionar el precio de alquiler y de combustible, cuando se que me tendré que meter a un camino difícil entonces pido un auto 4x4, si no camino y eso es lo que he estado haciendo en este viaje.
 

Digan lo que digan para mi dos ingredientes que no pueden faltar en la conducción sobre todo en estos países son la Coca Cola y el Chocolate, todo mundo sabe que me encanta, me levanta el ánimo, me mantiene despierto y cuando doy conferencias puedo decir que se resumen en dos tipos: con Coca Cola y sin ella. Por lo general siempre hago paradas en los supermercados para comprar provisiones que incluyen también cosas sanas como yogurt y fruta, en algunos momentos del viaje he cocida en medio de la nada mi cena y en otros me he encontrado con otros viajeros y hemos compartido lo que tenemos. (si ves nombres de mujeres en estas Coca Colas no es que esté buscando una Caroline y una Liv para compartir jejeje)



¿Estás viajando por placer o por trabajo? me preguntan siempre y lo único que puedo decir es que estoy cumpliendo un sueño, agradezco a la vida y a mi gente porque este viaje se ha podido realizar, las baterías internas siguen a full y las ganas por recorrer y conocer siguen intactas, todo es posible solo debemos tomar la decisión de avanzar y vamos a ver que hay un camino que se va creando para nosotros.

1 comentario:

Cesar Queme dijo...

excelente Ivan, nada como hacer lo que más nos gusta. a seguir adelante y seguir siendo ejemplo e inspiración para muchos